4 pasos para diseñar una tienda online | Marketalia Marketing Online

Crear una tienda online, e-commerce, no es una tarea fácil. Hay que tener en cuenta diferentes aspectos como el diseño web y enfoque que se le quiera dar a nuestra tienda. Por ejemplo, la redacción de los textos, dependiendo de qué tipo de negocio sea, varía significativamente. Se puede emplear un estilo más cercano o más lejano dependiendo de los artículos a vender y del target, público objetivo, al que va dirigido.

No sólo eso, ante el aumento de competitividad en Internet – el e-commerce en España genera un volumen de 10.454 millones y cuenta con más de 13 millones usuarios españoles compradores, según  I el Estudio anual eCommerce, de IAB Spain en Junio 2013 – es fundamental crear una estrategia de Marketing Online enfocada a generar leads, incrementar nuestras ventas, y aumentar nuestra presencia en este medio. Si nuestro público no nos ve, ¿Cómo vamos a vender? Con este concepto claro, podemos proceder a crear una tienda que sea llamativa,  que con un solo vistazo, nos guste y nos atraiga y nos entre la curiosidad, al menos, de ver el catálogo de productos. Una vez conseguido esto, implementaremos la estrategia más adecuada.

e commerce

Poniendo en valor la importancia del diseño web, veamos una serie de recomendaciones que no podemos obviar:

1.)    Descripción del producto. Aunque es obvio que hay mostrar información detallada sobre el producto, una mala foto, una descripción insulsa y que ni siquiera muestra lo que el producto es o, simplemente, no incluir el precio es un error que no debemos pasar por alto si queremos que el usuario que nos visite se quede y termine realizando la transacción.

2.)    Carro de compra visible en el header. Este elemento es muy importante para que el usuario pueda realizar la compra. Debe ser sencillo de usar y debe aparecer en la parte de arriba (header) para que sea más visible para el usuarios y no se pierda y opte por irse.

3.)    Buscador. En una tienda online es bastante importante que haya un buscador para poder localizar lo antes posible un artículo que no aparece, por ejemplo, en la página principal. Ese mismo producto estará en alguna categoría que contiene muchos artículos más, y es bastante más difícil de localizarlo, así, sin buscador.

4.)    Categoría y subcategorías. Hay que intentar crear categorías que sean fáciles de manejar por el usuario. Es decir, no es lo mismo que una prenda de vestir de mujer esté alojada en la categoría “moda mujer> vestidos” a que permanezca perdida. Elige la mejor categoría para tus artículos y haz que los usuarios naveguen de una manera sencilla.