5 claves para que tu blog corporativo tenga éxito | Marketalia Marketing Online

Antes de lanzarse a escribir un blog hay que hacer un análisis estratégico y determinar los factores más relevantes e influyentes a la hora de tomar decisiones. Por eso mismo, hay que concretar una cierta línea editorial y tono de comunicación, es decir un lenguaje más o menos formal, el tipo de contenido qué se difundirá… Además de aspectos técnicos relevantes como la programación, la puesta en marcha y el mantenimiento técnico del blog; no es cualquier tontería.

1.) Orientarse hacia el cliente potencial

Cuando un blog no funciona es por alguna razón de peso. Veamos: es imprescindible acercarse a nuestro target o público objetivo, para centrar y concentrar toda la energía en nuestro objetivo real de tal modo, que nos acercamos a la teoría del Long Tail. Una teoría que propone que, además de buscar “la masa, también hay que buscar nichos de mercado por pequeños que sean, pues estos serán en realidad nuestro mercado potencial.

Amazon es un ejemplo de ello. Vende además de libros Best- Seller, otros más específicos y especializados para aquellos que lo necesiten. Aunque sea una venta mínima, una tras otra, a la empresa le compensa, tanto que este modelo de negocio se ha expandido a nivel mundial.

2.) Escucha a tus clientes potenciales

Tienes que entender cómo se mueven tus clientes, cómo son y lo más importante, cómo se mueven online. En definitiva, escuchar a los usuarios. Para ello, escribe una lista de los canales, foros y comunidades en las que participa y conéctate con él. Tienes que entenderle y comprenderle, juega a ser un “detective”.

3.) Social Media

En la misma línea, hay que hacer una labor de difusión a través de las redes sociales. En este punto, si se quiere crear una imagen de marca sólida habrá que realizar las funciones propias del Community Manager con lo cuál, hab´ra que planificarse en qué redes sociales se quiere participar con qué tono, cuál es el objetivo y para qué. Del mismo modo, habrá que apoyarse en las herramientas adecuadas y hacer un buen uso de ellas.

4.) Identificar las virtudes de la empresa

Tras realizar un análisis DAFO de la empresa se tiene que identificar cuáles son las virtudes que hace salir a flote a la empresa para poder ir en la misma línea y “vender” aquello que realmente es fundamental, importante y primordial para la empresa.

5.) Analiza la competencia

Esta acción es fundamental y es imprescindible para poder localizar la estregia que la competencia está llevando a cabo, y lo más importante, para conocer cómo escriben y que cuelgan. Hay que vigilar a la competencia.