Los 5 errores más frecuentes de las marcas en redes sociales | Marketalia Marketing Online

Muchas de las marcas no tienen unos objetivos definidos para su estrategia social media, por lo que la consecución de beneficios y retorno de la inversión tanto de tiempo como económica es inexistente.  Actualmente la mayoría de las marcas ya cuenta con presencia en las redes sociales ¿Quieres saber cuáles son los errores más habituales que debes evitar?

Tener presencia en todas las redes sociales.

Es uno de los fallos principales y de los más comunes. En las redes sociales no vale estar por estar. Según tu mercado o tu tipo de negocio tu público objetivo se concentrará  y será más proactivo en unas plataformas que en otras.

Por ejemplo a priori no tendría sentido que una empresa B2B cuyos productos estén enfocados a directores de otras empresas tenga presencia en Instagram, que está orientada al LifeStyle y a un público adolescente.

Falta de constancia.

Tener un perfil o varios en redes sociales sin una frecuencia de publicación fija o tener la cuenta inactiva es como no tener nada. Además es negativo para la imagen de tu marca ya que si los usuarios interactúan contigo y no obtiene respuesta creará desconfianza entre tu público objetivo.

Es importante cuidar la presencia en redes sociales para potenciar tanto la imagen de marca como la credibilidad de la misma.

Hablar siempre de ti mismo.

El usuario ha evolucionado, ya no quiere ver solo información de tus productos un  monologo por parte de la marca que cuente: quienes somos, que hacemos y qué vendemos.

Hay muchas formas de transmitir esta información a través de contenido útil para el usuario siendo de esta forma una fuente recurrente y propiciando la interacción por parte de los clientes potenciales para con la empresa.

No contar con una estrategia social media.

Si no sabes la finalidad con la que utilizar las diferentes redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn…etc.) no podrás conseguir nada a través de ellas.  Es muy importante definir los objetivos que se quieren conseguir, cómo va a comunicarse la marca con sus usuarios y el público al que se va a dirigir.

Por otra parte ten en cuenta que cada red social funciona de una forma diferente, no tendría sentido utilizarlas todas de la misma forma. Por ejemplo Twitter es el canal ideal para orientarlo a la atención al cliente pero en Instagram esto no tendría ningún sentido.

Ignorar a los usuarios.

En social media la comunicación es bidireccional y el usuario está acostumbrado a ello. La falta de respuesta puede llegar a irritar a tu público objetivo y generar así una mala imagen de marca.

Además ante comentarios negativos es mejor estar alerta ya que puede afectarte seriamente si no respondes adecuadamente. En cuanto a los comentarios positivos es importante demostrar al usuario que la marca es cercana y se valora la opinión de los clientes.

¿Has cometido alguno de estos errores? No te preocupes tiene solución y nosotros podemos dártela. ¡Llámanos!