¿Cómo definir los enlaces entrantes pagados? | Marketalia Marketing Online

En su video más reciente, el guru de spam en web de Google, Matt Cutts, ha hablado de los criterios que emplea Google para definir qué constituye un enlace pagado para SEO. Afirma que en la mayoría de los casos es muy claro: el pago directo de dinero para incluir un enlace es engañoso y Google lo penalizará.

Sin embargo, hay otros casos que no resultan tan claros, como por ejemplo regalar algo en vez de pagar con dinero. Cutts destaca que en todo caso, Google reserva el derecho de actuar contra cualquier práctica que considere engañosa, manipuladora o abusiva, y recomienda que la gente se mantenga a las pautas establecidas por las organizaciones gubernamentales de los respectivos países acerca de lo que constituye un pago.

Para Cutts, lo más importante que hay que considerar es el valor del regalo. Es muy poco probable que artículos de poco valor, como un bolígrafo, cambien la opinión o influyan a los creadores de contenido. No obstante, hay cosas como las tarjetas de regalo que tienen un valor monetario fijo, que se pueden considerar como una forma de pago.

Cutts también resalta la diferencia entre regalar un objeto y prestarlo. En el caso de muchos blogs de reseñas, los objetos se prestan para que los críticos puedan probar el producto y escribir sobre él; el producto se devuelve y no se considera como una forma de pago. Sin embargo, si se regalan los productos, y son de alto valor, Google empieza a sospechar.

El tema de los regalos se encuentra en una zona dudosa, porque Cutts también reconoce que en algunos casos, regalar algo no siempre supone un intento de comprar enlaces. Da el ejemplo de las pruebas sin cargo de ciertos servicios, que no tienen función de soborno simplemente para mejorar el posicionamiento con enlaces entrantes, sino que sirven para que el destinario pueda probar el servicio y hacer una crítica informada.

Según Cutts, hay que preguntarse ante todo si el regalo sería esperado o sería una sorpresa; que a un crítico de cine le regalen una entrada para ver una película nueva no sería una gran sorpresa, pero que le regalen un portátil a un crítico de un blog de tecnología por escribir un artículo sería engañoso y manipulador, y Google lo penalizaría.

Para resumir, si los regalos son esperados y se dan de buena voluntad, sin la intención de comprar enlaces al destinario ni engañar a Google, no hay que preocuparse; para Google, lo más importante en todo es la calidad y la relevancia del contenido, y esto se aplica también a los enlaces.