El Social Media: más importante que nunca para las empresas | Marketalia Marketing Online

Uno de los pronósticos para 2013 sobre Social Media es que 2 de cada 3 usuarios de Internet en Estados Unidos tenga registrado algún perfil social, y que la mayoría de las empresas hagan uso de las Redes Sociales para gestionar su presencia y Reputación Online: hay que acercarse a los clientes.

La última encuesta, realizada por Strata, muestra una gran tendencia por parte de las empresas a usar estrategias de Social Media. En el último tercer cuatrimestre del año, el 91.9% de los encuestados utiliza las Redes Sociales y el 82.4% de las agencias americanas reconoce que incluye Facebook en su estrategia de Medios Sociales. A este porcentaje, le sigue Youtube con un 41.9% y en tercer lugar, se sitúa Twitter que solo registra un tercio de la actividad.

Contar con una estrategia adecuada en las plataformas sociales es cada vez más rentable para las marcas, según lo indica SocialVibe.  El 77% de los internautas americanos ha utilizado Facebook para contactar con sus marcas preferidas, y el 40% de  los altos ejecutivos a nivel global utilizará esta plataforma para acciones de Social Media. Twitter conseguirá menos apoyo y, sorprendentemente, Pinterest alcanzará el apoyo del 15% de las empresas, según Strongmail.

Un dato destacable es que las empresas tienen un mayor interés en conocer con mayor profundidad al cliente. El 27% de las empresas encuestadas para el estudio de Strongmail mustran su interés en invertir más recursos en soluciones para mejorar la gestión de Redes Sociales, y el 15% muestran una mayor preocupación por escuchar a la audiencia.  Adriana Noreña, Directora General de Google para Latinoamérica, explica que es fundamental generar engagement con el usuario.

“Hoy en día la audiencia es flexible y si bien el publicista imagina un target como destinatario de sus mensajes, es posible llevarse la sorpresa de que el receptor no es el esperado. Hay que evaluar si las percepciones y suposiciones coincidieron con lo que finalmente sucedió, y finalmente actuar sobre lo que funcionó. La clave es responder aprovechando los puntos fuertes, y eliminar lo que no resultó como se esperaba. El resultado siempre será un producto mejor, que ha evolucionado a partir de la idea inicial. Una campaña puede retroalimentarse a partir de sus propios resultados, y el producto final será mucho más fructífero”.