Factores de éxito para triunfar con la propia empresa | Marketalia Marketing Online

Artículo de Manuel Trincado

1. Golpea donde nadie ha golpeado. Cuando nos planteamos entrar en un negocio, mejor intentar ser de los primeros, posición que se refuerza si se trata de un sector en crecimiento o todavía no maduro, esto nos puede suponer contar con unas ventajas decisivas a la hora de situarte en un mercado concreto.

2. Asumir riesgos si, pero de forma calculada. Es necesario asumir riesgos, si tienes una buena idea no esperes, actúa, eso sí adáptala a tus recursos humanos y materiales, siempre habrá inversores esperando apostar por negocios que han conseguido arrancar. Es necesario evaluar y planificar el riesgo para reducirlo y ajustarlo a su precio justo, que es el que estamos dispuestos a pagar.

3. Voluntad y Motivación. Estar dispuesto a dar el paso, estar convencido de las propias posibilidades y capacidades personales, establecer objetivos realistas que podamos alcanzar.

4. Detectar y aprovechar las oportunidades que presenta el mercado. Hazte un plano de situación del segmento de mercado que conoces. Entérate de las necesidades actuales y futuras de los clientes, pregunta, escucha, analiza y sintetiza las ideas factibles que desarrollar en la práctica.

5. Creatividad. El negocio no acaba cuando se pone en funcionamiento, mantener un servicio de calidad es fundamental, un cliente satisfecho es el mejor comercial para tu empresa, es necesario tener visión de futuro, para ello analiza a donde te gustaría llegar con tu empresa, resuelve los viejos problemas con nuevas formulas, evita expresiones del tipo “hazlo como de costumbre”, define nuevas estrategias, busca nuevas utilidades a los recursos de tu empresa, innova, renueva, mejora, rediseña tus producto o servicios, ábrete a nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevas políticas.

6. Un buen comienzo. Ajusta tu idea de negocio a los recursos de partida. Aprovecha los pocos recursos de salida, es mejor utilizar los recursos en una buena campaña de promoción, en hacer una imagen de marca, en alquilar, en recurrir al leasing, renting,. En definitiva no inmovilices tus recursos, úsalos.

7. Comparte dentro y fuera de la empresa. Aprovecha la experiencia de la gente con que te relacionas, escucha a las personas que trabajan en los distintos departamentos de tu empresa, aprovecha los conocimientos que aporta cada socio, Admite los errores, identifícalos y actúa en consecuencia, pues de los errores también se aprende. Ten tus propias iniciativas pero acepta la información y la orientación de los demás. Aprovecha las sinergias que se presenten fuera de la empresa con los clientes, proveedores, competencia, etc.

8. Colabora con los demás. Para aprovechar las cualidades de tu empresa, para llegar a nuevos mercados, para crear nuevos servicios, para disminuir el riesgo, para hacer frente a nuevos problemas a nuevas situaciones, etc.

9. Análisis continuo del entorno de tu mercado. Búsqueda de la mejora continua de tus procesos, adaptación a los cambios que demandan tus clientes, Identifica y desarrolla ventajas competitivas, estudia los factores que intervienen en tu mercado, la tecnología, la tendencia actual, las idea imperante, conoce a los clientes, analiza como incrementar el valor que les aportas con tu producto o servicio, es posible reducir costes sin alterar la calidad, la tecnología existente puede ayudarte a mejorar, que aportan los productos de la competencia, estudia posibles alianzas.

Autor: Manuel Trincado
www.winred.com