El último estudio realizado por Capgemini Consulting, tras varios años de investigación conjunta con el MIT Center for Digital Business, demuestra que las empresas digitalmente maduras son un 26% más rentables, con un 12% de capitalización de mercado más alta y un 9% más de ingresos.

“La madurez digital se define en dos parámetros. Por un lado, la intensidad digital, que implica una inversión importante y meditada en tecnología y capacidad digital. Por el otro, la transformación de la intensidad de la gestión, dando forma a las prácticas, la dirección y el futuro de la compañía en torno a los esfuerzos digitales”, según explica el diario MarketingDirecto.

Una vez obtenidos los parámetros, se han dividido a las compañías en cuatro grupos, según su rendimiento. “Estos grupos son: ‘principiantes’, aquellos que apenas acaban de empezar y no entienden las oportunidades; ‘fashionistas’, aquellos que adoptan las innovaciones digitales más en boga pero sin una estrategia cohesiva o con el objetivo de maximizar el valor de su negocio.

‘Conservadores digitales’, es decir, los que tienen una visión cohesiva pero invierten en la nueva tecnología con lentitud; y los ‘Digirati’, los que invierten en digital y lo integran en toda la organización”, añade. Entre las compañías más maduras en el mundo online se encuentran marcas conocidas como Volvo, Nike o Burberry que, gracias a los Medios Sociales, han aumentado su éxito.

Uso de cookies

Empleamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio que le brindamos y en labores analíticas. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y cómo modificar su configuración en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR