Longtail aplicado al SEO | Marketalia Marketing Online

Todos estaremos de acuerdo que al hacer una inversión en pocos productos que tengan una gran acogida será mejor que invertir en muchos productos que vayan dirigidos a grupos muy reducidos. Consecuentemente, consideraremos que la regla de Pareto – del 80/20 (poco de muchos)- es ideal para el éxito empresarial.

Si tenemos en cuenta diversas variables sobre el producto, como el almacenaje y la distribución optaremos ,sin duda, por aquellos que son más demandados. Sin embargo, el mundo digital parece que ha superado esa regla y uno de los factores, es que las limitaciones geográficas y físicas del modelo tradicional se han reducido.

La teoría del Long Tail explica que el mercado se puede dividir en dos fragmentos de población totalmente diferenciados: Por un lado, encontramos el mercado de masas -sitúa a la mayoría- y por otro lado, los nicho de marcados -grupos muy reducidos de población que demandan algo muy específico-. Un sector que ha estado aislado totalmente pues no merecía la pena prestar atención y que ahora representa una gran parte del beneficio total de una empresa.

Amazon es el ejemplo perfecto con respecto a esta teoría ,ya que desde sus inicios ofrecía productos singulares que sumadas todas sus ventas gana más que con un producto popular.

Esta teoría se ha trasladado al mundo del marketing Online. Hace unos años los términos más pagados y a su vez, más buscados eran los términos generales. Se corría el riesgo de que éstos generasen tráfico no deseado, y en consecuencia que no se efectuase la venta final. Como bien se ha dicho, esta teoría se ha superado, y ahora se tiende a buscar el nicho adecuado y cuanto más específico mejor, ya que al fin y al cabo te aseguras de que tu público sea el correcto.

¿Por qué no? Si queremos posicionar nuestra página web, sin duda lo mejor es decantarnos por aquellos aspectos más segmentados, menos caros (Sí, el SEO también se paga), más enfocados y que realmente convierten. Y es que la Long Tail ha comenzado a tener realmente relevancia ya que, las cuantías que se pagaban por keywords muy generales como “comprar” eran altísimas -tener en cuenta estas palabras no está demás, ya que el tipo de búsqueda cambia con respecto al nivel de informática que tenga el usuario-, en muchos casos, sin obtener el resultado esperado. De esta manera, el precio se abarata y la conversión será bastante mayor.

Este método en muchas ocasiones es muy eficaz porque la competencia es mínima – como todo, hay nichos saturados de los cuales hay que desmarcarse- y no necesitas esforzarte en hacerte un pequeño sitio, que no siempre se consigue.

No nos olvidemos de una de las premisas:

Mucho tráfico + No Cualificado = – ventas
Menos tráfico + Cualificado = + ventas