Luz verde a la Ley de Emprendedores: ¿Quieres saber cuáles son las medidas que se han aprobado? | Marketalia Marketing Online

La Ley de Emprendedores entrará en vigor una vez que sea publicada definitivamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en los próximos días, tras su aprobación en el congreso. Según Cristobal Montoro, la Ley significa “dar un paso más” para salir de la crisis por eso uno de los objetivo es fomentar la exportación e internacionalización de las empresas.

El gobierno lleva trabajando tiempo en el desarrollo de medidas que impulsen el crecimiento en España. Un ejemplo de ello, es la posibilidad de poder realizar la tramitación para la puesta en marcha de una empresa a través de Internet ya que reduce costos y tiempo.

Tras la Estrategia de Emprendimiento y Joven Empleo, esta ley pretende impulsar “la actividad, la recuperación de la confianza y el crecimiento económico”, mejorar la cultura emprendedora en España y facilitar el inicio de una empresa, explica Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso.

Las medidas que se han aprobado son las siguientes:

El IVA de caja. Una de las medidas más importantes para los empresarios ya que no tendrán que pagar este impuesto al emitir una factura sino que la pagarán cuando la cobren, excepto el sector de la agricultura, ganadería y pesca que están acogidos a regímenes especiales. No obstante, esta ventaja está sujeta a limitaciones temporales: los empresarios deben ingresar el IVA de cada año  (como muy tarde el 31 de diciembre) aunque no hayan cobrado.

Creación de empresas. La Ley de Emprendedores apuesta por el impulso de una mentalidad emprendedora en la etapa educativa. Además, se abaratarán los costes de constitución de empresas a través de la Sociedad Limitada de Formación (SLF). Ya no será necesario contar con un capital social mínimo de 3.000 euros y tendrás la posibilidad de crear una empresa entre 24 y 48h y se creen Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) para agilizar el proceso.

Incentivos para los accionistas. Se amplía de 200.000 a 400.000 euros el límite de recursos propios de las empresas en las que inviertan los business angel para poder optar a la deducción en el IRPF. Del mismo modo, se les aplicará una deducción del 20% en el IRPF a los particulares que aporten capital semilla a una start up.

Reducciones a la Seguridad Social.  A los autónomos se les aplicará deducciones a la seguridad social sobre la cuota por contingencias comunes (desde la base mínima de cotización de autónomos) durante un máximo de 18 meses siempre y cuando se den de alta por primera vez o no hayan estado dados de alta por cuenta propia en los últimos cinco años.

La reducción será del 80% de la cuota durante los seis meses siguientes al alta (50 euros al mes); una reducción del 50% de la cuota en los seis meses siguientes a lo anterior; y una reducción del 30% en los seis siguientes, hasta sumar el año y medio de reducciones.

Responsabilidad limitada. Los autónomos ya no tendrán que responder con sus bienes personales al crear la figura del emprendedor de responsabilidad limitada. La responsabilidad derivada de sus deudas empresariales no afectará a su vivienda habitual siempre que su valor no supere los 300.000 euros.

Segunda oportunidad. La segunda oportunidad es un mecanismo para que el empresario que “fracase” no tenga que para todas las deudas. Se podrán pactar quitas de hasta el 25% de los créditos y moratorias de hasta tres años. Se evita que al empresario no se le pueda embargar bienes considerados esenciales.