Nuevas estrategias SEO: conseguir clientes | Marketalia Marketing Online

Cuando hablamos de SEO, la mayoría interpreta que es sólo el posicionamiento de un puñado de palabras clave en el buscador y principalmente en Google. Esta visión es muy limitada y no tiene porque corresponder con los objetivos de la empresa en la mayoría de los casos.

El SEO de hace unos años se basaba en seleccionar unas pocas palabras clave y conseguir que el web apareciese en la primeras páginas de Google por esas palabras, llegando incluso a modelos de pago en función de la posición de esas palabras. Este SEO efectivamente asegura visibilidad por unas palabras clave, pero éstas no tienen porqué generar suficiente negocio.

SEO basado en palabras clave

Muchas veces cuando se seleccionan las palabras clave se tiende a buscar palabras clave muy genéricas que lo más probable es que generen volumen de visitas, pero no lo que podríamos denominar conversiones, entendiendo por conversiones lo que sea nuestro modelo de negocio web: ventas, peticiones de información, descargas de catálogos, visualización de X páginas por usuarios, etc. Las posibilidades son infinitas y se pueden mezclar.

Personalmente no entiendo un SEO básico basado en palabras clave sin disponer de una configuración avanzada en Analytics con la que podamos saber en qué porcentaje se convierten en clientes el tráfico que recibimos de cada palabra clave por la que nos posicionamos. Si realizamos este análisis, veremos qué palabras clave de dos o tres términos son mucho más rentables y que además es más sencillo posicionarnos por ellas.

El resto del SEO

Esta visión del SEO está muy limitada y centrada sólo en sólo las palabras clave, pero el buen SEO debe fijarse en todas las fuentes de tráfico y medir los clientes que nos traen. ¿Por qué no pedir al SEO lo mismo que se pide a las campañas de pago por clic en buscadores (SEM)?

Aunque el tráfico por palabras clave puede ser el mayoritario inicialmente, sobre todo si conseguimos una buena posición por genéricos de nuestro sector, el tráfico de enlaces y redes sociales puede superarlo con creces y pone las bases para que nuestro SEO se mantenga en el futuro. Es cierto que muchas veces el SEO se consigue con una estrategia de compra de enlaces, pero una vez retirados esos enlaces se cae en picado todo el trabajo del año, por lo que debemos huir de esa estrategia como base de un buen SEO.

Google y todos los buscadores van actualizando sus algoritmos de ordenación de resultados por lo que si no realizamos un SEO general, que incluya redes sociales, publicación de contenidos y generación de enlaces de calidad permanentes, a cada cambio de Google podemos tener una fuerte caída en los resultados.

Si medimos todo el SEO descubriremos fuentes de mucha calidad específicas para cada web y podremos optimizar esfuerzos ¿Es mejor publicar artículos y difundirlos de forma gratuita? ¿Es mejor apoyar con un patrocinio un web independiente? ¿Merece la pena obsesionarse con una palabra clave determinada o es mejor usar otras más rentables? ¿Es rentable el trabajo en redes sociales a corto y medio plazo?

En resumen, midamos el SEO y pidámosle clientes. Un buen Seo debe generar cada mes más contactos finales de clientes, da lo mismo si es por una palabra clave o por un enlace, o por publicaciones y participaciones en redes sociales, lo importante es que el SEO sea rentable y no presumir por una posición. Es necesario ver el SEO como una estrategia Global y modificar nuestras acciones y horas de trabajo en base a los resultados.

Enrique Maldonado

Director Técnico de Marketalia Marketing Online