Posicionamiento SEO: La penalización del contenido duplicado | Marketalia Marketing Online

Últimamente se está hablando mucho de lo importante que es para las marcas tener contenidos interesantes y variados en sus páginas web, para favorecer el buen Posicionamiento en Buscadores, sobre todo ante el nuevo algoritmo de Google Hummingbird que tiene como objetivo dar los resultados más relevantes para el usuario.

En este ambiente competitivo de optimización de resultados, Google penaliza a las webs con contenido duplicado, pero ¿qué es precisamente el contenido duplicado? No se trata sólo de un caso de copiar + pegar tal cual, sino que cuando alguien escribe sobre un tema que ya se ha tratado y que no aporta nada de valor, Google también lo considera como contenido duplicado, por la metodología de las spiders de Google. La llamada Googlebot, cada vez que se va hasta un site y lee contenido duplicado, pierde tiempo, y Google penaliza esto con un bajo Page Rank porque le gusta cuidar la salud sus spiders.

¿Qué constituye contenido duplicado? Aquí hay unos ejemplos de los diferentes tipos de contenido que para Google son duplicados:

Obviamente, la peor forma del contenido duplicado es la que se basa en ir a por contenido ajeno, copiarlo y ponerlo en tu site para conseguir más visitas. Este tipo de duplicación se denomina contenido duplicado malicioso. Intentos de engañar a Google, cambiando párrafos de orden y sustituyendo algunas palabras no cuelan: Google lo detecta y te penaliza igualmente.

También existe otra forma no maliciosa; al no tener el canonical de la web bien puesto, o no tener las páginas o archivos con un buen rel=”nofollow”, las páginas se parecerán mucho y para Google esto también es contenido duplicado.

La información de producto en una tienda de e-Business también se podría considerar contenido duplicado, ya que no aporta nada nuevo. Google es consciente de que eso pasa en las tiendas virtuales, pero aún así es posible que no te posicione. Es necesario darle una vuelta a la información de producto para que aporte algo de valor, y esto se reflejará en el posicionamiento y con suerte en las conversiones también.

La redirección de URL también puede provocar problemas: lo más correcto es que el dominio con y sin www. lleven al mismo sitio. Al no ser así, para Google tendrás dos páginas iguales en el mismo dominio, y suele penalizar una de ellas y dar fuerza a la otra. Sin embargo, hay veces que el Googlebot se confunde y no sabe a cuál premiar y a cuál penalizar. Para evitar este problema, la mejor solución es redireccionar una hacia la otra, para tener la que más te guste, o que tenga más enlaces entrantes, como principal.

En fin, hay que tener este tema en cuenta a la hora de crear contenidos para tu página, porque tiene un peso importante para Google, cuya visión del futuro se fija mucho en la calidad de los resultados de búsqueda.