Mejoras en la herramienta de Google Adwords

El principal objetivo de todo profesional del marketing es llegar de forma rápida y eficaz a aquellas personas que puedan estar interesadas en sus productos o servicios. Con el propósito de que los anunciantes puedan conectar con usuarios afines, Google ofrece desde 2009 un servicio conocido como “marketing por categoría de intereses”. Así, Google analiza los tipos de páginas web que un usuario visita y la frecuencia de sus visitas, para posteriormente asociar su navegador a categorías de intereses relacionadas. De esta forma, los anunciantes puedan llegar a aquellos usuarios que tienen más probabilidad de adquirir sus servicios, mostrándoles publicidad de los mismos, aunque estén visitando un sitio web diferente. La finalidad no es otra que agradar tanto a usuarios como a anunciantes, facilitando el proceso de compra.

Como no podía ser menos, empezamos el 2015 con nuevas mejoras de publicidad en Google. El pasado mes de diciembre ya anunciaron una serie de novedades para ofrecer a los anunciantes una mayor flexibilidad y control sobre la publicidad en internet. Como consecuencia, Google ha confirmado que a partir del 15 de enero la opción “otros intereses” dejará de estar operativa dentro del panel de categorías de intereses disponibles. La razón no es otra que hacer más concretas las búsquedas de los consumidores.

Así, los anunciantes podrán seleccionar de forma automática una de estas tres opciones: audiencias afines, audiencias afines personalizadas y audiencias de mercado.

En todos los casos, se trata de nuevas vías de llegar a la audiencia de una manera segura y respetuosa. El anunciante puede elegir si quiere que su publicidad llegue a segmentos muy específicos o a un mayor número de consumidores. A continuación explicamos brevemente las diferencias entre ellas:

Audiencias afines: esta opción permite captar a posibles compradores de una forma similar a como lo hacen los grandes medios de comunicación, más concretamente la televisión. De esta manera, las marcas buscan llegar a los internautas a gran escala, con el propósito de aumentar su presencia en la red.

Audiencias afines personalizas: en este caso, la segmentación es total. La finalidad es encontrar a usuarios potenciales de tus productos o servicios, de forma que la información llegue a las personas adecuadas, en base a sus intereses y aficiones.

Audiencias de mercado: esta función permite entrar en contacto con los consumidores justo en el momento en que realizan la compra. Así, es posible alcanzar a una audiencia que tiene claro que quiere hacer una adquisición pero quizás dude del producto o servicio que mejor se adapta a sus necesidades.

Cualquiera de las tres opciones supone un ejemplo de eficacia tanto para consumidores como para  empresas, en lo que a publicidad en Internet se refiere.