YouTube adopta el modelo publicitario de la televisión | Marketalia Marketing Online

En un intento de quedarse con una mayor cuota del dinero invertido en publicidad por los grandes anunciantes, YouTube, propiedad de Google, ha hecho una serie de concesiones que las empresas llevan tiempo demandando.

videos marketing

Primero, YouTube ofrecerá garantías de audiencia con aquellos anunciantes que cierren compromisos por anticipado; garantarizará la emisión de anuncios hasta alcanzar un cierto nivel de visualizaciones y llegar a un determinado porcentaje del público objetivo.

Esto es algo que las televisiones ofrecen desde hace mucho tiempo; dan a los anunciantes espacio extra de emisión si la audiencia de un programa no alcanza las garantías ofrecidas, y hasta ahora YouTube no había ofrecido nada parecido.

Según Jordan Bitterman, el jefe de estrategia de Mindshare, una firma de compras de espacios publicitarios, estas garantías darán a los directores de Marketing “más confianza para desviar presupuestos que no están destinados a YouTube”.

El servicio de vídeos de Google también planea reservar espacio para anunciantes que se comprometan a comprar por adelantado publicidad en el 5% del contenido más visto de sus canales como Música, Belleza y Moda o Comedia.

Algunas firmas consideraban que el inventario de vídeos en YouTube estaba sobresaturado y por eso no se habían planteado antes este tipo de acuerdo con YouTube, y es reservando su inventario más visto para los grandes anunciantes que YouTube espera abordar este asunto y asegurar que las compañías puedan encontrar contenido de calidad.

Se espera que la inversión en publicidad en vídeos en red aumente este año en Estados Unidos un 41%, a unos 5.800 millones de dólares. Aunque parezca una gran cantidad, representa sólo una pequeña parte de los 68.500 millones de dólares que van destinados a la televisión, el mayor segmento de la inversión en publicidad en EEUU.

La táctica de ventas de YouTube se centra en la demografía de sus audiencias; comparado con los canales de cable, YouTube llega a más gente del segmento demográfico más codiciado, como las personas de entre 18 y 34 años.

Desde noviembre del año pasado, Google permite a los anunciantes colocar sus propios medidores en los anuncios en YouTube, en vez de obligarles a utilizar los baremos de Google. Estos medidores aportan datos demográficos más detallados que se utilizarán para ofrecer las garantías a los anunciantes.

En su mayoría, tanto los vendedores como los compradores están satisfechos con las concesiones de YouTube, sobre todo las garantías que va a ofrecer, pero algunos presionan para conseguir otras condiciones más similares a las de la televisión, como la posibilidad de retirar parte del dinero con posterioridad.